EL HOSPITAL DE MONIQUIRÁ Y LA HISTORIA DE UN SUEÑO QUE DURÓ 45 AÑOS

Un centro de salud moderno y con tecnología, fue inaugurado y estará al servicio de más de 70 mil personas de la región.

En la mañana de este miércoles, 3 de abril, se cumplió un sueño de 45 años: Los moniquireños, habitantes de Ricaurte y de buena parte de la provincia de Vélez (Santander), por fin tienen hospital.

El sueño, que inició a mediados de la década de los 70, tuvo varios tropiezos después del primer diseño que se realizó en 1978. La primera construcción empezó en 1983, pero tuvo que ser abandonada al poco tiempo debido a problemas de planeación.

Hacia 1994, la empresa Ingeométrica Ltda. realizó un estudio de la edificación abandonada. La conclusión: “Aún sirven algunas obras, pero la construcción debe ser retomada en el menor tiempo posible”. Sin embargo, la edificación estuvo abandonada hasta 2011 cuando se demolió, momento en el que iniciaron nuevos trabajos que tampoco se concluyeron.

En 2016, el Gobierno Creemos en Boyacá, se compromete a finalizar la obra y convoca a diferentes actores para trabajar en equipo, y así empiezan las inversiones para la construcción de la Etapa 3; y para la finalización de la Etapa 2. En los meses subsiguientes fue necesario liquidar el contrato que venía de años anteriores debido al incumplimiento del contratista, y se firma uno nuevo.

De esta manera, se acelera la construcción y por fin se empiezan a finalizar fase se la obra. Así, el 23 octubre de 2017 se entrega oficialmente el edifico administrativo (etapa 3).

El 8 de mayo de 2018, se asegura un gran porcentaje de la dotación, con la inversión de 4.000 millones de pesos (2.500 millones del Gobierno nacional y 1.500 millones del departamento).

El 8 de agosto de 2018, el gobernador Carlos Amaya firmó convenio por 543 millones de pesos para obras de vía de acceso al hospital. El 27 del mismo mes, se instala Tanque de Oxígeno Líquido Medicinal, el cual tuvo inyección de recursos por 390 millones de pesos, a lo que se suman diferentes inversiones para planta eléctrica y demás.

A finales de ese mismo año, el hospital ve la luz al final del túnel luego de cuatro décadas y el Gobierno Creemos en Boyacá destina 1.200 millones de pesos para la terminación; y empresarios y ciudadanos participan en la ‘Gran Donatón’ en la que se recolectan 400 millones de pesos, para finalizar la dotación.

En marzo de 2019 se culmina el 100 % las obras, y el 29 de dicho mes Inicia el traslado de pacientes. la primera en llegar al nuevo hospital fue Jénifer Rojas; mientras que la última en dejar el antiguo fue Claudia Sabino Fajardo.

Finalmente, el 3 de abril de 2019, es inaugurado por parte de la propia comunidad el nuevo hospital de Moniquirá, el cual se constituye en uno de los más modernos de segundo nivel de Boyacá y de todo el país, y de ser una obra casi ad portas de declararse siniestrada, a uno de los centros hospitalarios más modernos del centro oriente colombiano.

“Este hospital, sin duda se convierte en un emblema de lo que debe ser la administración pública: rescatar obras que se creían perdidas y que no se conviertan en ‘elefantes blancos’. Que el único ‘elefante blanco’ que exista sea en un símbolo que repose en los escritorios de los funcionarios que logren terminar estas obras”, manifestó el gobernador Carlos Amaya.

El mandatario reconoció la labor de los trabajadores del hospital en medio de las circunstancias. “El antiguo hospital estaba lleno de goteras, de grietas, de dificultad; pero también hay que reconocer un hospital lleno de gente maravillosa, de trabajadores que se dedicaban a dar lo mejor de sí para prestar los servicios a los usuarios”.

“Este hospital, que se convierte en uno de los más modernos de segundo nivel de Boyacá y Colombia, es un lugar digno”, añadió Amaya.

 

Así es el nuevo y moderno hospital

Este hospital fue construido con el objetivo de que se dé una atención digna. Con espacios abiertos, luz natural, murales y jardines, entre otras condiciones que lo hacen más humano para pacientes y trabajadores.

“El hospital costó, en su totalidad, 25 mil millones de pesos. En nuestro gobierno invertimos 6.500 millones y el Gobierno nacional aproximadamente 2.500 millones. Además, 400 millones de empresarios privados y de ciudadanos, que donaron 1.000, 2.000, 3.000 pesos, pero eso también hace parte de lo que es el reconocimiento, del amor por estas obras”, dio a conocer el gobernador Carlos Amaya acerca del hospital, que les prestará servicios a más de 70.000 habitantes de Boyacá y Santander.

El área de construcción es de 6.740 metros cuadrados y “cuenta con 42 habitaciones de hospitalización, más un espacio de urgencias para 20 personas, más 25 consultorios médicos”, refirió el mandatario de los boyacenses.

Cuenta con áreas de urgencias, cirugía, hospitalización adultos, ginecoobstetricia, observación, reanimación, pediatría, terapia física y respiratoria; consulta externa, odontología, farmacia, Rayos X, imágenes diagnósticas, área administrativa, laboratorio clínico, toma de muestras y procedimientos menores, entre otros espacios.

En dotación, este centro de salud cuenta con equipos de última tecnología: tomógrafo axial computarizado helicoidal de 16 cortes; ecógrafo estacionario, electrocardiógrafo, laboratorio clínico, desionizador destilador H2O; descongelador de Plasma, 2 desfibriladores, 28 camas hospitalarias eléctricas, 5 camas cuna para lactantes, 5 camas hospitalarias pediátrica tipo cama cuna, 3 camas hospitalarias pediátricas, 2 incubadoras de trasporte neonatal controladas por microprocesador, entre otros.

Así, después de más de cuatro décadas de anhelos y de sentir que esa obra podría convertirse en un vergonzoso y eterno ‘elefante blanco’, hoy los moniquireños ya cuentan con su hospital, ejemplo de que con voluntad y trabajo en conjunto sí se pueden cumplir los sueños.

Al acto inaugural, además del gobernador Amaya, asistió el ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe; el secretario de Salud de Boyacá, Germán Pertuz; la secretaria de Desarrollo Humano del departamento, Adriana Camacho; la gerente del centro de salud, Yaneth Manrique Abril; y gerentes de diferentes hospitales de Boyacá; así como ciudadanía de Moniquirá y de toda la región.